Soy un poco nativo, soy inmigrante, soy habitante y un tanto errante, soy el que vuelve y el que partió...

Mi Norte es el Sur

Las Canciones

Cuarto Enredo

A Continuación podes acceder a las letras de las canciones de Cuarto Enredo.

Material totalmente inédito de la banda.

RESERVADOS TODOS LOS DERECHOS DEL PRODUCTOR FONOGRÁFICO, DE LOS AUTORES Y DE LOS INTÉRPRETES DE LAS OBRAS REPRODUCIDAS EN ESTE EJEMPLAR. PROHIBIDA LA REPRODUCCIÓN, ALQUILER, PRÉSTAMO, CANJE, EJECUCIÓN PÚBLICA, RADIODIFUSIÓN Y/O CUALQUIER OTRO USO NO AUTORIZADO DE ESTOS FONOGRAMAS.

Mi Norte es el Sur

Me va bien
Autores: Diana Ramundey

Si escuchas las canciones que te canté…
Conservas la mochila que te compré…
Comprendes mi ataques de mal humor
y tapas con cinta la luz del televisor.
Me va bien…

Mayo, setiembre, octubre y después abril
Horas minutos segundos que compartí.
Repetiría mi vida si puedo volver
Y pintaría con óleo la flor del jazmin.

Me serviste fría una taza de té
Te comiste el brownie que preparé
Te aguante los zapatos con mal olor
Toco la guitarra y me regalaste un trombón.
Me va bien…

Bis
Mayo, setiembre, octubre y después abril
Horas, minutos, segundos que compartí.
Repetiría mi vida si puedo volver
Y pintaría con óleo la flor del jazmin.

De Viento y Memoria
Autores: Diana Ramundey/Gabriel Borelli

Tardes de siestas ajenas
lejana historia que fui
contradictoria y alerta
soñando despierta entre sueños crecí.
Entre la casa y el campo
de lunas, de ranchos, del tiempo aprendí.

Arbol crecido en mi puerta
fue coronilla o ciprés
entre tus brasos quedaron
mil hojas pasaron, mis ojos de ayer.
Entre los perros y el viento
de miedos y cuentos, mi vieja niñez.

Años me vieron llegar hasta otra orilla
potro sin rienda y al sol por las cuchillas,
el viento se mi hizo copla, y arreando penas camino
Rodeada de luna y zambas me ha de encontrar el destino.

Donde dejé aquella zamba?
humedo barro de ayer
voy caminando y despiertan,
estrofas que apenas un día canté.
Trueno del golpe de un bombo,
resuena en mi pecho, mi vieja niñez.

Lagrima que no rodó
por mis mejillas.
Nunca quién canta de pie
cae de rodillas.
el río de lo vivido arrastró los puentes del tiempo.
Mi zamba se irá conmigo cuando me vuelva recuerdo.

Mi Norte es el Sur
Autores: Diana Ramundey/Gabriel Borelli

Tengo, la orilla, la sierra, la madrugada
Tengo playa dulce y de agua salada
Molinos de viento quieren mirar al sol.

Vengo, sueño de un indio y un extranjero
vasija de barro, sable de acero
torcida historia, olas de llanto y sal.

Vengo de la sabana, de la pradera
de Patagonia, de cordillera
de una certeza que me alumbró

Soy un poco nativo, soy inmigrante
soy habitante y un tanto errante
soy el que vuelve y el que partió

Hijo de ese grito
la montaña te escucho
Eco que en los siglos se perdió

Tierra, húmeda tierra de polvo y hambre
Tierra purpúrea de tanta sangre
Sangre vertida en nombre de qué y de quién?

Sombras, quedan grabadas en la memoria
Esa es la herencia de nuestra historia
Molinos de viento, olas de llanto y sal.

Vengo de la sabana, de la pradera
de Patagonia y de cordillera
de una certeza que me alumbró

Soy un poco nativo, soy inmigrante
soy habitante y un tanto errante
soy el que vuelve y el que partió

Hijo de ese grito
la montaña te escucho
Eco que en los siglos se perdió

Soy habitante y un tanto errante,
Soy el que vuelve y el que partió
Una razón para no olvidarme
Hacia donde voy.

No tengo cruces en mi camino
Onda mirada hacia el cielo azul
Brújula rota de mi destino
Mi norte es el sur.

Reflejo
Autores: Gabriel Borelli

Canciones que no canté,
la fuerza que nunca tuve.
cada rastro de ilusión
que de a poco se perdió,
caminos que no hubo tiempo,
de andar con vos.

Lo que no salió tan bien
mil besos de despedida
mariposas de cristal
tanta humana ingenuidad
aprendí que el tiempo vuela
sin avisar.

Todo lo guardo en una canción,
la suelto al viento para los dos,
Pa que no te duelan mis heridas!
porque siempre quise que este viaje sea con vos!
si en tu mirada se dibuja un sol
es reflejo que da vida a la canción.

Ahora que todo va bien
que no quedan despedidas,
ahora canto para vos,
ahora sé por donde voy,
vuela el tiempo
y ya no importa si se perdió.

Yo te espero una vez más,
yo no quiero despedirte,
si me quedo en mi lugar,
si hay memoria para armar,
será que aprendí contigo
por dónde andar.

Todo lo guardo en una canción
La suelto al viento para los dos,
Pa que no te duelan mis heridas
porque siempre quise que este viaje sea con vos…
Si en tu mirada se dibuja un sol
es Reflejo que da vida a la canción.

Cruel
Autores: Gabriel Borelli

No queda razón para estar un minuto a tu lado.
Ni rastros del vino maldito que nos hizo bien
se fueron por la callecita de los condenados;
las horas, abrazos, inviernos en que te busqué.

No hubo en el mundo un lugar más incierto y amargo
que tu corazón el desierto donde me perdí.
Estabas tatuado en mi piel pero hoy sin embargo,
no importa quién sos, me olvido de vos, te arranco de mí.

Insensatez o estupidez.
¿Qué fue lo que me hizo creer en las puertas del cielo?
debilidad o ingenuidad.
Qué bueno que sepas al fin que por vos ya no muero!

Cambiamos verdad por mentiras y fue demasiado.
Miramos de frente a los ojos de la soledad.
Supimos hacernos el bien el día menos pensado
y en noches de abril sin pensarlo hacernos tan mal…

Hoy que ya no quedan tormentas, ni sueño contigo
y no me impresionan países de desolación,
me alejo sin ver hacia atrás y sin dudas te digo
no voy a mentir, no es fácil seguir la vida sin vos.

Quise encontrar donde no hay.
Marcaste mi piel con la cruel mordedura del tiempo
fui tu mejor desilusión
qué bueno que sepas al fin que por vos ya no muero! (bis)

Una Pena
Autores: Diana Ramundey

En el fondo de mi corazón tengo una pena
a veces amarga e hinchada resuena.
Despierta torcida y con bronca bien ciega,
y vuelve a olvidarse cuando a veces sueña.

De luz apagada convive en penumbra
Con aquellos fantasmas que deambulan miserias
Introvertidas miradas recuerdan
La intensa pasión que desprendes y anhelas

Añora olvidar tan completo y maduro!
pero la nostalgia invade praderas,
porque en los campos sangrientos del alma
no hay tiempo ni andanza que borre esa pena.

Ruta 7
Autores: Gabriel Borelli

Extraño destino errado
del hombre y sus espejismos
cuando a pesar de sí mismo
vuelve a tientas al pasado.
A tu pueblo atravesado
por tres borrosas fronteras
me fui como si pudiera
encontrarte ahí esperando,
por milonga fui rumbeando
y me enredé en serraneras.

Con lo justo y necesario
y una pena en cada flanco
pasé por Tala con tranco
de viajero solitario.
Y supe que un campanario
sonó hasta el amanecer
señal para resolver
mis deudas con tu pasado
fue el de Cerro Colorado
donde te supe perder

Camino de los perdidos
agua en los charcos
amanecí por Fray Marcos
adormecido
envuelto de sol y sombra
sin llanto ni desatino
con vino del desencanto
brindé por vos y el destino

Aprendí de las distancias
por las sierras de Chamizo
y que amores sin permiso
no conocen circunstancias
no hay más patria que la infancia
del hombre dijo un poeta
por eso es que en mi maleta
no llevo más un recuerdo,
si en Reboledo me pierdo,
buscame al sur de un cometa.

Con certeza de insensato
dormí bajo las estrellas
desgasté tras de tus huellas
las suelas de mis zapatos
Santa Clara Cerro Chato
y hasta por Tupambaé
te encontré y desencontré
ya no se cómo ni cuándo
y volví desenredando
mis soledades de a pie.

Sedienta por lo sombrío
agua tan fresca
bebí del arroyo Illescas
hondo y vacío
de noche y a campo frío
no hay fueguito que no alumbre
maldita esta incertidumbre
que no te trajo conmigo.

Ojos
Autores: Diana Ramundey

Fino brillo del otoño
investiga el dormitorio,
por la ventana de siempre
se escapan sueños celosos.

Y ponen principio a un día
que esconde futuro remoto.
Imaginan cuando cierro
mis ojos nunca borrosos.

A veces cambian los días,
a veces los sueños son otros,
pueden contar la verdad de su vida,
disimular las heridas, inspirar la melodía
y formar caminos en un rostro de alegría.

Bailan copas en la tarde
de este manantial de otoños,
piedra y madera contemplan,
tiempo que tienen mis ojos.

Rulos
Autores: Gabriel Borelli

No hablo de magia ni de poesía
tengo el alma mía llena de vos en cada rincón
No te pedí que me comprendieras
canto a mi manera porque la tierra me lo enseñó.

asomaste por el mundo sin saber cómo ni quien
vos te fuiste dando cuenta que no todo andaba bien.

No fuiste luz de algún escenario
fuiste calendario en mi largo viaje al atardecer
rulos al viento como bandada
luna imaginada por cada cuento que te conté.

Yo no tengo las respuestas voy descalzo igual que vos
solo puedo acompañarte bien sabés por donde estoy

Si fui mejor fue también gracias a vos
nada queda de aquel nudo en mi garganta.
hay un lugar donde suena otra canción
no hay manera de explicar por qué uno canta.

Hay quienes cortan por lo sencillo
llenos los bolsillos ya nada importa el que queda atrás
Vos elegiste un mejor camino
torcer al destino porque tu vida es por los demás

cada historia te lo muestra y entendiste cómo es
encontraste las respuestas en el mundo del revés

Si fui mejor fue también gracias a vos
nada queda de aquel nudo en mi garganta.
hay un lugar donde suena otra canción
no hay manera de explicar por qué uno canta.

Milongón del 93
Autores: Gabriel Borelli

A este milongón lo fui encontrando por la bajada
negro murallón negro pretil de la madrugada
y se me mete por la piel el lento movimiento aquel
de tu cintura en el Milongón del 93

Suena rezongón como resuenan las olas bravas
contra el paredón rambla del sur en la sudestada
en equilibrio por el cordón entreverando tango y son
arrinconado por tu ausencia va el Milongón.

viste que la noche trajo penas
fuiste como un trueno en mi cabeza y el tambor
ronca su llamada, madera desafinada me recuerda que ya no,
ya no ya no hay oídos para tu voz.

Suena rezongón como resuenan las olas bravas
contra el paredón rambla del sur en la sudestada
en equilibrio por el cordón entreverando tango y son
arrinconado por tu ausencia va el Milongón.

No hay otros tambores que te esperen
nada se parece a aquél perfume de jazmín
vueltas de la vida, fuego en las heridas me recuerda que ya no,
ya no ya no esperas en aquél balcón.

lonja
de luna llena
cuando repica el milongón qué cosa buena

con la noche hice un tambor
de lonja puse la luna
si la que tengo es tu boca
no la cambio por ninguna (y te digo…)

lonja
de luna llena
cuando repica el milongón qué cosa buena

toca el tambor chico en la penumbra
que la mano se acostumbra
y la llamada es por el Sur

lonja
de luna llena
cuando repica el milongón qué cosa buena

Cuando bailabas y te reías
yo te miraba y vos no sabías
que tanto tanto tanto quería irme con vos

lonja
de luna llena
cuando repica el milongón…

You are donating to : Fundación Cuarto Enredo

How much would you like to donate?
$10 $20 $30
Would you like to make regular donations? I would like to make donation(s)
How many times would you like this to recur? (including this payment) *
Name *
Last Name *
Email *
Phone
Address
Additional Note
Loading...